Escoltan's
Volver al inicio

Cultura tradicional

Els Dimonis i Sant Antoni

Las celebraciones de Sant Antoni, los días 16 i 17 de enero, centran casi todos los acontecimientos dedicados a rememorar las costumbres del campo y de la vida payesa, dado que este santo ha sido considerado tradicionalmente el protector de los animales: “Sant Antoni del Porquet” es como le ha llamado popularmente la gente de nuestra tierra porque se le representa siempre acompañado de la imagen de un cerdito , para diferenciarlo de San Antonio de Padua, celebrado el mes de junio.

Muchos pueblos de Mallorca recrean en estas fechas escenas de ambientación campesina, exhibidas sobre CARROZAS, que se muestran en la calle, mezcladas con la gente que acude con sus animales a las tradicionales BENDICIONES que se realizan en la festividad del santo, antes o después de comer, según la de localidad.

Otro elemento indispensable de estas fiestas son los CANTOS ACOMPAÑADOS DE ZAMBOMBA, que tiempo atrás eran muy diversos y estaban masivamente extendidos por toda Mallorca. Actualmente resurgen con fuerza en el norte y el levante de la isla los días cercanos a Sant Antoni i Sant Sebastià, aunque con menor diversidad melódica. Los cantadores se reúnen alrededor de los FOGUERONS ( grandes hogueras) organizados por vecinos, asociaciones o ayuntamientos, y la fiesta suele durar hasta altas horas de la madrugada. Muchas veces también el “BALL DE BOT” (el baile tradicional) forma parte de la velada.

En Mallorca la fiesta de Sant Antoni va inexorablemente ligada a la salida de demonios, prácticamente protagonistas absolutos de la fiesta del día anterior a la festividad de Sant Antoni. Así sucede en poblaciones como Artà, Son Servera, Manacor, o Sa Pobla. Este acto tiene su origen en la rememoración de las tentaciones que Sant Antoni sufrió por parte del demonio, según la tradición religiosa.

En Alcúdia, cada 16 de enero, a media tarde, sale el Santo que va repartiendo golosinas entre los niños. Le siguen 18 demonios que reparten escobazos a todo el público asistente, sin distinciones de edad. A partir de aquí las carreras en masa se van sucediendo durante dos horas por la calles del centro histórico del pueblo, en medio de un gran bullicio.

Por la noche el fogueró que organiza Sarau Alcudienc en la plaza de las Verduras reúne todos los cantadores de “ximbombades” y los aprendices mas jóvenes de la ESCOLA DE CANT AMB XIMBOMBA ( escuela de cantos tradicionales que se acompañan de zambomba). Unos y otros llenan la velada con sus “gloses” (coplas populares) que se cantan mientras la gente va cenando alrededor de una gran hoguera. Después, la celebración se completará con una “ballada popular” (baile participativo) donde las “jotes”, “mateixes”, “boleros” y “fandangos” se irán sucediendo hasta altas horas de la noche, momento en que se cierra la velada con una chocolatada.


Artà, Manacor, Son Servera, Algaida, Sa Pobla o Pollença son algunos de los pueblos mallorquines donde la festividad de Sant Antoni es especialmente celebrada. En este ultimo lugar, el mismo día de Sant Antoni se lleva a cabo la PUJADA AL PI, donde los jóvenes mas ágiles se retan entre ellos para trepar a lo más alto de un pino enjabonado, que la multitud ha traído desde el bosque de Ternelles, entre gran bullicio popular.

Els Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant AntoniEls Dimonis i Sant Antoni